MAPA CONCEPTUAL


ÍNDICE

1.- INTRODUCCIÓN
1.1.- El cliclo del agua
2.- FACTORES CONDICIONANTES
2.1.- Clima
2.2.- Relieve
2.3.- Litología
2.4.- Pendiente
2.5.- Vegetación
2.6.- Acción humana
3.- ELEMENTOS
3.1.- Caudal, Irregularidad, Crecidas y Estiaje
4.- REGÍMENES FLUVIALES
4.1.- Pluvial, Nival y Mixto
5.- VERTIENTES Y CUENCAS
5.1.- Del Norte y Atlántica
5.2.- Mediterránea
6.- LAGOS Y HUMEDALES
7.- USOS DEL AGUA
7.1.- Aumentos del consumo
7.2.- Infraestructuras
7.3.- Regulación
8.- PROBLEMAS DE LA GESTIÓN DEL AGUA
9.- CONCLUSIONES
Caza del Tewsoro
Evaluamos lo aprendido

INTRODUCCIÓN












¿TRASVASE DEL EBRO?







Trasvase.jpgexternal image trasvase+NO.jpg
external image Cuencas%2Bhidrogr%C3%A1ficas.JPG

external image ?id=725X1342&site=estrabon.wordpress.com&url=http%3A%2F%2Festrabon.files.wordpress.com%2F2007%2F11%2Fvertientes.gif&sref=http%3A%2F%2Festrabon.wordpress.com%2Fcategory%2Ftema-4-las-aguas%2F

FACTORES CONDICIONANTES DEL RÉGIMEN FLUVIAL

El régimen de los ríos depende de un conjunto de factores geográficos que son externos al propio río. Unos son de índole física y otros derivados de la acción humana.
  1. El clima es, probablemente, el factor más influyente en el régimen fluvial. Las aguas que transportan los ríos proceden de la escorrentía, por ello existe una relación directa entre el total de precipitaciones que registra un clima y el caudal de sus ríos. La secuencia estacional de las precipitaciones, igualmente, influye en el régimen fluvial, cuyas crecidas y estiajes coinciden con las estaciones húmedas y secas.
  2. El relieve, además de condicionar el trazado de los cursos de agua, afecta al régimen fluvial de forma diversa. La topografía es responsable de la pendiente de un río y de la velocidad de sus aguas y, consecuentemente, de su fuerza erosiva y de su potencialidad para la producción de energía hidroeléctrica. El relieve también influye en el clima a través de la altura, e incluso puede propiciar la aparición de regímenes fluviales de alimentación nival.
  3. El suelo o sustrato, pos su parte, afecta al régimen hidrográfico en virtud de su grado de permeabilidad. Un sustrato impermeable apenas interfiere en el discurrir de las aguas, mientras en un sustrato permeable, como el calizo, absorbe y retiene una cantidad importante de agua, lo que repercute, tanto en el desfase temporal entre el momento de la lluvia y el crecimiento del caudal como en los efectos beneficiosos que produce el aprovechamiento de estos manantiales en los meses de sequía.
  4. La existencia de vegetación evita el desplazamiento rápido de las aguas por las laderas y ralentiza el proceso de incorporación del agua de lluvia a los cauces, y es un excelente atenuador de las crecidas violentas, tan frecuentes en los regímenes mediterráneos. De ahí que la reforestación de las cuencas altas fuese un anhelo de los naturalistas, tanto para la protección medioambiental como para la regulación de caudales.
  5. La Acción Humana ha de entenderse que su interferencia en los regímenes fluviales deriva de una doble necesidad: la de regular las cuencas hidrográficas para disminuir los riesgos de inundaciones y los efectos de las crecidas, y la de almacenar agua para consumo humano y usos agrícolas o industriales. Ello requiere la construcción de embalses y presas de contención.

ELEMENTOS DEL RÉGIMEN FLUVIAL



Remiten las inundaciones en Andalucía



LOS REGÍMENES FLUVIALES

Los regímenes fluviales dependen básicamente del factor climático, de la cuantía y tipo de las precipitaciones que alimentan a nuestros ríos. Desde este punto de vista distinguimos los ríos de alimentación pluvial, nival y mixto (nivo-pluvial o pluvio-nival).
El régimen pluvial: el más extendido en España, está condicionado directamente por las precipitaciones en forma de lluvia, diferenciándose a la vez varios subtipos en función del régimen de precipitaciones.
El régimen pluvial oceánico es característico de los ríos del norte peninsular de clima atlántico, área de precipitaciones elevadas y regulares y una evaporación relativamente baja. Presenta un máximo invernal y un mínimo poco pronunciado durante el verano. Ríos como el Tambre y el Ulla responden a este régimen.
El régimen pluvial mediterráneo, en un contexto climático de precipitaciones irregulares, con una pronunciada sequía estival y frecuentes lluvias de carácter torrencial, presenta un acusado estiaje veraniego, aguas máximas equinocciales y una importante evaporación a lo largo del año. Dentro de él podemos diferenciar varios subtipos:
Pluvial mediterráneo levantino, característico del litoral, (Mijares, Palancia) con frecuentes crecidas y un pico máximo en otoño.
Pluvial mediterráneo subtropical, en el interior continentalizado (Zújar, Jándula) con un estiaje muy pronunciado y en los ríos de la vertiente sur (Guadalfeo, Guadalhorce), en los que el estiaje puede alargarse a más de medio año y máximos en primavera.
Los ríos de régimen nival son propios de zonas de montaña con cabeceras por encima de los
2.500 m de altitud, alimentados con el agua de las nieves retenidas durante el invierno, época que corresponde a la estación de aguas bajas. A finales de la primavera, comienzos del verano, la fusión de las nieves aumenta el caudal del río; es la época de aguas altas. En España el régimen nival se limita a los ríos pirenaicos de alta montaña, como el Caldarés, subafluente del Gállego.
Los regímenes mixtos combinan ambos tipos de alimentación nival y pluvial, nombrándose en primer lugar el tipo de precipitación que aporta más recursos.
En el régimen nivo-pluvial domina la alimentación nival sobre la pluvial. Presenta aguas altas al final de la primavera, coincidiendo con el deshielo. En España es propio de algunos ríos pirenaicos como el Gállego y el Cinca, también de los cursos altos de los ríos cantábricos y algunos del Sistema Central.
En el régimen pluvio-nival la alimentación pluvial domina sobre la nival, con máximos a comienzos de la primavera (cuando se suma al agua de lluvia el agua de fusión de las nieves) y un claro estiaje durante el verano. Este régimen caracteriza algunas zonas de cabecera de los grandes ríos peninsulares, como el Duero y el Tajo en la vertiente atlántica o el Llobregat de la mediterránea.
Estos regímenes sencillos son propios de ríos de cuencas reducidas con unas condiciones uniformes. Por el contrario los grandes ríos españoles se definen por tener unos regímenes fluviales complejos, en los que se combinan distintos tipos de alimentación, ya que en sus extensas cuencas van cambiando las condiciones físicas y además reciben el aporte de sus afluentes, lo que conduce a un cambio y diversidad en el tipo y modelo de regímenes fluviales a lo largo de su recorrido.

HIDROGRAMA

CONCEPTOS BÁSICOS:
Régimen fluvial: variaciones estacionales de un caudalCaudal o modulo absoluto: cantidad de agua que pasa por un punto de un río por segundoCoeficiente de caudal mensual; K: resultado de dividir el caudal medio de cada mes entre el caudal anual, 1 significa sin variación de caudal, más de 1 aumenta el caudal, menos decrece
FASES EN EL COMENTARIO:
1. Identificar el tipo de régimen de un ríoRegímenes nivales y mixto: los puntos donde se sitúan las mediciones están en posiciones elevadas cerca de los nacimientos de los ríos (por eso tienen poco caudal). Tienen en común que a finales de primavera y en verano, tienen más caudal por el deshielo. Régimen nival (puntos a más de 2500m): más caudal en verano (+ de 3 k: coeficiente de caudal) con deshieloRégimen nivo-pluvial (puntos situados entre 2000 y 2500m) más caudal en mayo (+ de 2k), pero estiaje en verano (-1k)Régimen pluvio-nival (puntos situados entre 1600 y 1800m) pico en abril-marzo. Estiaje en verano hasta otoñoRegímenes pluviales: caudal en función de las lluvias que acompañan a cada clima:Pluvial-oceánico: alto módulo absoluto (+200 m/s) más caudal en invierno. Suave estiajePluvial mediterráneo continental: bajo caudal absoluto (-20 m/s) más caudal en primavera y otoño. Importante estiajePluvial mediterráneo litoral del levante: bajo caudal (-20 m/s) irregular, picos en octubre, febrero y mayo (al tener tres picos se distingue del continental). Suave estiaje.Pluvial mediterráneo litoral del sur subtropical. Escasísimo caudal absoluto (-10 m/s) largo estiaje (de marzo a noviembre), se distingue de los nivales en que tiene el pico este régimen tiene el pico en invierno
2. Identificar la zona geográfica a la que pertenece. Precisamos las regiones en las que puede situarse, según el clima al que pertenezca
3. Hacer un comentario sobre las confederaciones a las que puede pertenecer, los recursos hídricos disponibles de estas confederaciones
Finalizar comentando en general el uso del agua y las infraestructuras necesarias.

external image Hidrograma_Panticosa.JPG
external image Hidrograma_mino.JPG











external image hidrograma%2Bebro%2Bzaragoza.gif

LA RED FLUVIAL EN ESPAÑA


Picar aquí para ver as vertientes











Los principales ríos españoles
  • Miño. Es el río gallego por excelencia. Nace en las montañas septentrionales de Galicia, en la provincia de Lugo. Tiene un recorrido de norte a sur hasta unirse con su principal afluente, el Sil. Desemboca en Tuy, tras servir en último trecho de frontera entre España y Portugal. Tiene una longitud de 343 Km y es uno de los ríos más caudalosos de España, pese a disponer de una superficie de cuenca muy reducida.
  • Duero. Es el río de la submeseta septentrional. Su cuenca hidrográfica es la mayor de España, aproximadamente unos 100000 Km². Nace en los Picos de Urbión, en el Sistema Ibérico, y desemboca en Oporto, tras un recorrido de 913 Km. Su caudal es de 660 m³/s. Pasa por Soria, Aranda del Duero, Toro y Zamora. Tiene una tupida red de afluentes que recoge aguas de la cordillera Cantábrica, el Sistema Ibérico y el Sistema Central, y es responsable de su elevado caudal. Los más importantes son el Pisuerga y el Esla , por el norte, y el Adaja y el Tormes, por el sur. Su curso sirve de frontera con Portugal y en este tramo se encaja profundamente en la zona conocida como los Arribes del Duero, donde se construyó uno de los mayores complejos hidroeléctricos peninsulares.
  • Tajo. Es el río más largo de la península Ibérica (1202 Km). Nace en la sierra de Albarracín (Teruel), y discurre entre el Sistema Central y los Montes de Toledo, pasando por Aranjuez, Toledo, Talavera de la Reina y Alcántara. Desemboca cerca de Lisboa, en el mar de la Paja, formando el estuario del mismo nombre. Sus principales afluentes son el Jarama, el Guadarrama, el Alberche, EL Tiétar y el Alagón.
  • Guadiana. Tradicionalmente se señalaban las lagunas de Ruidera como su lugar de nacimiento. Hoy, éste se sitúa aguas abajo. Con una longitud de 840 Km, es el menos caudaloso de los grandes ríos peninsulares, pues sólo desagua 79 m³/s. Pasa por Mérida y Badajoz, y desemboca en Ayamonte, tras formar frontera entre España y Portugal. Sus principales afluentes por la derecha son el Záncara y el cigüela y, por la izquierda, el Jabalón y el Zújar. En su cuenca se han construido grandes embalses para la irrigación agrícola, entre los que destaca el de La Serena, el mayor de España y uno de los de mayor capacidad de la Europa occidental.
  • Guadalquivir. Nace en la sierra de Cazorla, provincia de Jaén, y desemboca en Sanlúcar de Barrameda tras un recorrido de 560 Km por las fértiles tierras de la depresión bética. Pasa por Andujar, Córdoba y Sevilla. Recoge aguas de Sierra Morena a través de los afluentes de su margen derecha, que son cortos y objeto de intensa regulación y aprovechamiento. Los más importantes son el Guadalimar, Jándula, Guadalmellato, Bembézar y Viar. Por la margen izquierda recíbe al Guadiana Menor y al Genil, que nace en Sierra Neada y riega la fértil vega de Granada.
  • Ebro. Es el más importante de los ríos exteriores a la Meseta. Su cuenca hidrográfica supera los 95000 Km² y su caudal es elevado. Nace en las cercanías de Reinosa (Cantabria), pasa por Haro, Logroño y Zaragoza, y desemboca en Tortosa, formando el delta que lleva su nombre. Tiene una longitud superior a los 900 Km y representa la paradoja de ser una vía muy caudalosa sobre una zona muy seca, lo que es posible gracias a los afluentes de los Pirineos y del Sistema Ibérico. Tiene un régimen complejo, resultante de la alineación pluvial de su cabecera y nivo-pluvial y pluvio-nival de los afluentes montañosos. Desde el Pirineo descienden el Aragón, el Gállego y el Segre, y desde el Sistema Ibérico, el Jalón, con su afluente, el Jiloca.

  • Segura, Júcar y Turia. Son excelentes ejemplos de ríos mediterráneos, tanto por su moderada longitud como por su caudal reducido. Su régimen es pluvial y está determinado por el roquedo calizo de sus lugares de nacimiento. Tienen gran importancia a efectos agrícolas, pues el primero riega las huertas murciano-alicantinas y los otros dos, la huerta valenciana.

Picar aquí para ver una serie de vídeos sobre lagos y humedales

USOS DEL AGUA

El aumento del consumo de agua ha sido un fenómeno que ha afectado a todo el territorio español a lo largo del siglo XX. Los motivos que lo explican son los siguientes:
El proceso de urbanización. Las ciudades y villas son importantes consumidores de agua por La gran concentración de población que soportan y la demanda de agua que ejercen ciertos servicios públicos (fuentes, limpieza de las calles, mantenimiento de parques y jardines). Asimismo las ciudades tienen que solucionar Los problemas ocasionados por las importantes pérdidas de agua que se producen en el proceso de distribución y la depuración de las aguas residuales. Algunas ciudades españolas han optado ya por políticas de depura­ción y reutilización de este tipo de aguas para optimizar su consumo. En la última década el volumen de aguas depuradas reutilizadas aumentó en España en torno a un 70 %.
El desarrollo industrial. El agua es un elemento indispensable para La realización de numerosos procesos industriales. Además de ser necesaria para la obtención de energía hidroeléctrica, es utilizada por las industrias para Limpiar, generar vapor, como materia prima o como disolvente. Uno de los principales usos industriales del agua consiste en la refrigeración de las centrales térmicas y nucleares.
La agricultura. Es el principal factor de consumo de agua en España, y supone más de tres cuartas partes del total (en torno al 80 % de las reservas). De este dato se puede deducir que el elemento crucial para el ahorro de este recurso es la optimización de los sistemas de riego y evitar pérdidas en todos los sistemas de abastecimiento de agua para Las actividades agrarias.
El incremento del nivel de vida ha propiciado el desarrollo de actividades relacionadas con el ocio y el deporte, nuevos hábitos higiénicos y, fundamentalmente, un importante creci­miento del turismo. En este último caso la demanda de agua es notable ya que es necesaria para satisfacer Las necesidades de La hostelería y de ciertos servicios recreativos que ofrecen Las regiones turísticas, como pueden ser los balnearios, las piscinas o Los campos de golf.

INFRAESTRUCTURAS

Embalses

España es el país con más embalses y presas del mundo



Trasvases
external image i1mapa.jpg

Los trasvases y canales que surcan la geografía española












external image 20080416elpepinac_5.jpg
Desallinizadoras

PROBLEMAS DE LA GESTIÓN DEL AGUA

Carta europea del AGUA
El 6 de mayo de 1968, fue redactada en Estrasburgo la Carta Europea del Agua, una declaración de principios (concretada en 12 artículos) para una correcta gestión del agua:
  1. No hay vida sin agua. El agua es un tesoro indispensable para toda actividad humana.
  2. El agua no es inagotable. Es necesario conservarla, controlarla y, si es posible, aumentar su cantidad.
  3. Contaminar el agua es atentar contra la vida humana y la de todos los seres vivos que dependen del agua.
  4. La calidad del agua debe mantenerse en condiciones suficientes para cualquier uso; sobre todo, debe satisfacer las exigencias de la salud pública.
  5. Cuando el agua residual vuelve al cauce, debe estar de tal forma que no impida usos posteriores.
  6. Mantener la cubierta vegetal, sobre todo los bosques, es necesario para conservar los recursos del agua.
  7. Los recursos del agua deben ser inventariados.
  8. La correcta utilización de los recursos de agua debe ser planificada por las autoridades competentes.
  9. La conservación del agua debe potenciarse intensificando la investigación científica, formando especialistas y mediante una información pública adecuada.
  10. El agua es un bien común, cuyo valor debe ser conocido por todos. Cada persona tiene el deber de ahorrarla y usarla con cuidado.
  11. La administración del agua debe fundamentarse en las cuencas naturales más que en las fronteras políticas y administrativas.
  12. El agua no tiene fronteras. Es un bien común que requiere la cooperación internacional

La ley de aguas de 1985

Fue publicada en Boletín Oficial del Estado el 8 de agosto de 1985 y entró en vigor el 1 de enero de 1986. Entre sus principios básicos destacan:
El carácter público de las aguas Una de las más novedosas aportaciones de la Ley es establecer que todas las aguas continentales, superficiales y subterráneas, son parte integrante del dominio público hidráulico. De esta manera, los particulares sólo adquieren el derecho de aprovechamiento, no la propiedad del agua, salvo los derechos adquiridos al amparo de la legislación anterior que consideraba las aguas subterráneas como propiedad del dueño del predio donde se encontraban. Su asignación y uso requiere pues previa concesión administrativa y su asignación corresponde a la Administración, sin que intervenga el mercado. El extraordinario poder conferido a la Administración no se ha correspondido con una adecuada dotación de medios personales y materiales, lo que explica la falta de control de miles de pozos clandestinos y la sobreexplotación de acuíferos.
La planificación hidrológica La Ley establece la Planificación Hidrológica como instrumento de ordenación de la gestión del agua en la cuenca. Los planes hidrológicos no son simples programas de obras sino instrumentos de naturaleza normativa que acomodan las previsiones genéricas de la ley a las condiciones singulares de cada cuenca. A pesar de ser los Planes Hidrológicos piezas clave para la aplicación de la Ley, su elaboración ha sido lenta y su aprobación ha sufrido importantes demoras.
Los organismos de cuenca Los Organismos de cuenca son las entidades encargadas de la elaboración de los planes hidrológicos de las cuencas intercomunitarias e intracomunitarias como autoridad especializada, descentralizada y participada para la planificación y gestión del agua.
La Ley 29/1985 se ha visto modificada por la la ley 46/1999 profundizado en aspectos ambientales como la autorización de vertidos, el canon de control de vertidos, reutilización de aguas residuales y desalación de aguas marinas. Particular interés tiene la introducción de los contratos de cesión de derechos de uso del agua, primer paso para la creación de un incipiente mercado del agua a nivel nacional.

La Red Hidrográfica del Ebro

external image 450px-Valle_del_Ebro.jpg

Picar aquí, para ver como se gestionan las cuencas españolas


TRASVASES ¿PARA QUÉ?

El MANHATTAN de Cullera
El MANHATTAN de Cullera
Las confederaciones hidrográficas del Segura y del Júcar mantienen que no existen garantías de suministro de agua para cerca de 450.000 nuevas viviendas proyectadas en medio centenar de planes urbanísticos que se tramitan en municipios de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, según los informes que han elaborado desde abril, cuando una modificación legal obligó a hacer este tipo de estudios, preceptivos aunque no vinculantes. Los problemas de suministro de agua en esta amplia zona del arco mediterráneo están siendo afrontados por el Ministerio de Medio Ambiente mediante la construcción a contrarreloj de las desalinizadoras necesarias para asegurar el abastecimiento.
Las confederaciones hidrográficas del Segura y del Júcar han firmado resoluciones desfavorables sobre la disponibilidad y la existencia de los recursos hídricos necesarios para el abastecimiento de cerca de 450.000 viviendas previstas en cerca de 50 municipios de las provincias de Castellón, Valencia y Alicante, Murcia y Almería, según se desprende de los informes realizados tras la modificación de la Ley de Aguas, a los que ha tenido acceso EL PAÍS.

Si quieres saber cosas sobre el trasvase TAJO-SEGURA, pica aquí






PÉRDIDAS PESQUERAS CON EL TRASVASE DEL EBRO.

El agua dulce que lleva el río implica un efecto fertilizante sobre el mar y la aportación de nutrientes, que, al mezclarse con el agua salada, hace crecer el plancton, base de la vida marina; de él depende muy especialmente el pescado azul. El efecto estuario también favorece que afloren desde el fondo del mar aguas ricas en nutrientes. El delta del Ebro, además, es muy productiva porque el agua que va a los arrozales llega posteriormente la bahía, en donde se ha desarrollado la acuicultura (ostras, mejillones). Esto hace que este sector tema que si no se garantiza el caudal del agua, también pueda disminuirse la producción, por eso el PHN era una amenaza real y angustiante para muchas familias pescadoras.

La Universidad regional ha hecho público un informe que en el que se demuestra que (picar en el texto siguiente) «los campos de golf de la Región de Murcia se están regando con agua procedente del trasvase»

PROBLEMAS EN LA GESTIÓN DEL AGUA

external image salud-contaminacion.jpg

external image 272105754_afddb5bebd_o.jpg
external image 20070418klpcnaecl_396.Ies.SCO.jpg

external image mejilloncebra.jpg

external image riesgo.gif

Y MÁS CUESTIONES QUE IREMOS AÑADIENDO